Nuestro lema es atender al cliente. El personal de ESASA realiza el servicio de repostaje, deja que de sirvamos, no tienes que mancharte las manos ni oler a gasolina.

Un servicio que hoy en día está desapareciendo de casi todas las Estaciones de Servicio, que no hacen honor a la palabra “Servicio” ya que el repostaje lo hace el consumidor, con el consiguiente inconveniente de tener que mancharse las manos

y realizar un trabajo para el que no está formado. No tienes que manipular un producto inflamable. El combustible es un producto inflamable que debería ser manipulado por personas especializadas, ¿acaso no se requiere un carnet de manipulador hasta para los alimentos?

Ofrecemos carburantes de la mejor calidad, porque para nosotros eres importante.